Impresión 3D para el consumidor, mucho más que juguetes

Si bien la impresión 3D, así como otras tecnologías están empezando a entrar a nivel industrial y b2b, queda por ver qué pasará en el caso del consumidor final. Aunque se asocia a esta tecnología para el ámbito de la juguetería o para un público que quiera una experiencia 3D, la realidad es que hay otros ámbitos de aplicación.

Os presentamos a continuación 3 ejemplos que se están haciendo en Impresión 3D para consumo. ¿Le veis futuro a esta tecnología en el mainstream?

3 ejemplos de impresión 3D para el consumidor final

1. Alimentación

Parece que en los próximos años las impresoras 3D podrán hacer pizzas, hamburguesas, tartas…en nuestra propia cocina. Foodini, es un proyecto que pretende mediante el uso de alimentos, crear platos de comida usando la tecnología de impresión 3D.

impresion 3D consumer2. Moda y complementos

En este sector era habitual encontrar iniciativas interesantes de marcas no demasiado conocidas. Hace poco Adidas lanzó Futurecraft, sus primeras deportivas impresas en 3D, siendo la primera gran marca de consumo de ropa deportiva en hacerlo. ¿Tendrán buena acogida para el público? Esperan sacar a la venta 100.000 pares a finales del año que viene.

3. Producción artística

¿Sabíais que la impresión 3D se ha incorporado como técnica de producción artística? Como muestra del potencial de esta tecnología en el dibujo; Lix, con un tamaño similar a un rotulador, permite que podamos dibujar estructuras tridimensionales a mano alzada gracias a una tinta plástica que se derrite y enfría casi al instante.

Estos son sólo algunos de los ejemplos que se están haciendo en el mundo de la impresión 3D para el consumidor. ¿Qué otros proyectos conocéis actualmente?, ¿qué creéis que veremos en el futuro?

Deja un comentario

  1. #3
    Anónimo

    Lo del lápiz que dibuja estructuras a mano alzada es impresionante... que maravilla!

  2. #2
    Laura Garrido

    Genial Post!! y muy curioso

  3. #1
    Julián López

    Yo no veo tan lejos un futuro en el que tenga una impresora 3D y use software (o compre plantillas ya hechas como pasa ya con envato market) para hacerme mis diseños, mis ñapas o mis fundas. Otra cosa es en la venta al por mayor, no creo que los costes bajen hasta dentro de una o dos décadas... sin hablar del problema a la contaminación que puede suponer que todo acabe impreso en impresión 3D y que para abaratar los costes, la tinta sea hecha a base de polímeros... ¡artículo muy interesante!

CREAtech540º en tu correo

CREAtech540º en tu correo

¡No te pierdas ningún contenido!

¡Muchas gracias! Hasta pronto :).

Top